FASCIST REPRESSION IN GALIZA

Argimiro Rodriquez


(Translated by D.Breatnach; la versión en castellano al fondo)


(Reading time: 8 mins.)


To this day, many people, both from the Spanish state and foreigners, believe that Franco’s repression only occurred in areas where the coup failed and war followed. But this is not the case for in areas such as Galicia (1), the Canary Islands, Castilla y Leon, Ceuta, Melilla, where the coup d’état triumphed in just a few days, the repression was equally brutal.

Photo of the executions taken from a distance by a Guardia Civil
Photo montage of original photo of the executions in 1936 and the memorial monument there today.

I am going to expose the events that occurred in my Galician homeland, which is what I know best. There was not a single battle there, so that some historians say that there was no war in Galicia; there are also those who think that the majority of Galicians were Francoists because Franco was born in Galicia. This is another myth, which is refuted by the fact that on June 28, 1936 its Statute of Autonomy was voted and approved by a large majority with almost one million votes in favor of the Statute. One of the main promoters of the Statute was Daniel Castelao, father of the Galician nation, writer, politician, draftsman, painter, etc., who was luckily in Madrid presenting this Statute in the courts, which is how he was able to save his life. The other was Alexandre Bóveda, shot in A Caeira, Pontevedra, on August 15, 1936, which is why every August 15th we Galicians commemorate the day of the GALIZA MARTIR, in memory of all the acts of repression.

“The fascist ‘stroll'” (Daniel Castelao) [The Falange, who carried out many of the non-judicial killings, would round up people and say “We’re going for a stroll.”- DB]
“That will teach them to have ideas” (Daniel Castelao)


The reason why the coup triumphed in Galicia has nothing to do with the Galicians supporting the coup but rather that in Galicia, as in many of the communities where the coup triumphed, it had more to do with the four civil Governors: Francisco Pérez Carballo, Gonzalo Acosta Pan, Ramón Garcia Nuñez and Gonzalo Martín March, who decided not to hand over arms to the people. They thought that the coup was not going to take place, or that in any case it would be easily controlled. They were very mistaken and they paid for it with their lives, because the Francoists, despite this, shot them. I should highlight here also the story of Juana Capdevielle, wife of the civil Governor of A Coruña, who was raped, shot and her breasts torn off. (2)

“All for Country, Religion and Family” (Daniel Castelao)


The repression that I know best about occurred in my city, A Coruña, where in a place near the Tower of Hercules, called Campo De La Rata, about 700 people were shot and thrown into the sea and where veritable mass meetings of fascists were convened to attend the shootings. Here is told the sad story of the brothers known as “La Lejia”, because their father had a bleach factory (3); of these brothers it is told that Bebel de la Lejia was a player of Deportivo de A Coruña (4) and a socialist, like his four brothers — when he went to be shot he lowered his pants and urinated on his murderers. Pepin de la Lejia was the only one of the brothers who managed to escape, he did so on a fishing boat to Asturias where he joined the Republican army and in the subsequent bombardment he lost a leg but managed to escape to France and from there into exile in Argentina. There is a beautiful song that tells his story. (5)

GUERRILLA ORGANISATION IN GALICIA POST-ANTIFASCIST WAR


In Galicia, one of the first guerrilla resistance organisations was also formed, the guerrilla army, part of the Leon-Galicia Guerrilla Federation and formed mostly by refugees who fled to the mountains, people who simply hid in the mountains but that the Communist Party managed to turn into a guerrilla organisation, one of the most numerous in the state, in order to deliver economic blows to the landowners or to carry out sabotage on the Tungsten mines, a mineral that was sold by the Francoists to the Nazis to make cannons for tanks. The guerrilla organisation ended up being abandoned by the Allies who recognized the Franco regime, but even so the last guerrillero was shot in 1968, a Galician they called “O Piloto”. The best known was Benigno Perez Andrade, known as “Foucellas”, an avid fan of the DEPOR, who went every Sunday in disguise to the stadium to see Deportivo A Coruña after which he posted the tickets to the civil Government.


We should also note that of the last five officially shot by the Franco regime (6,) two were Galicians: Xose Humberto Baena and Jose Luis Sanchez Bravo, both members of the FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota) tried in a farce of a trial in which the Defence lawyers were even threatened beforehand by pistols aimed at them and all the evidence presented by the Defence was denied.

PLUNDER BY FRANCO AND FAMILY

And to conclude, I cannot end on the Francoist repression in Galicia, without mentioning something very recent that only occurred a few months ago, when the Department of Justice recognised that the State was the legitimate owner of the Pazo de Meiras (pazo in Galician means “palace”) which was literally usurped, stolen, etc by a series of Francoist characters to give to Franco, supposedly as a gift from the Galician people. The reality was that they created a kind of revolutionary tax (and I know this because my mother is from the same town where the pazo is located), in which whoever did not give money to buy the pazo for the Dictator was called “a Red”, which we all know entailed imprisonment and one could even be shot. After much struggle, there was success in getting the Justice Department to return the pazo to the State, originally without any compensation but the Dictator’s family appealed and once again the Court declared that the State had to pay one million euros, allegedly for a series of repairs they had made. However this has been appealed again by the State and in addition there is another series of processes underway, for other properties confiscated by the Franco family, such as the Casa Cornide, various statues of the Santiago Cathedral, several medieval baptismal fonts of many other churches etc.
End.

“They killed her son” (Daniel Castelao)
“Final lesson from the schoolteacher” (Daniel Castelao). [Non-fascist teachers, as intellectuals, were high on the list for execution by fascists – DB]
“They could not be buried in consecrated ground”. (Daniel Castelao)


FOOTNOTES

  1. Galicia is a nation of Celtic origin with a coast on the north-west of the Spanish state but speaking a Romance language very similar to Portuguese. It is bordered by Asturias (another Celtic nation) and Castilla y León to the east, Portugal to the south and otherwise the Atlantic Ocean. It is recognised as a historic nationality by the Spanish State and is governed as one of the “autonomous communities”.
  2. “According to Carlos Fernández Santander, at least 4,200 people were killed either extrajudicially or after summary trials, among them republicans, communists, Galician nationalists, socialists and anarchists. Victims included the civil governors of all four Galician provinces; Juana Capdevielle, the wife of the governor of A Coruña; mayors such as Ánxel Casal of Santiago de Compostela, of the Partido Galeguista; prominent socialists such as Jaime Quintanilla in Ferrol and Emilio Martínez Garrido in Vigo; Popular Front deputies Antonio Bilbatúa, José Miñones Díaz Villamil, Ignacio Seoane, and former deputy Heraclio Botana); soldiers who had not joined the rebellion, such as Generals Rogelio Caridad Pita and Enrique Salcedo Molinuevoa and Admiral Antonio Azarola; and the founders of the PG,Alexandre Bóveda and Victor Casas as well as other professionals akin to republicans and nationalists, such as the journalist Manuel Lustres Rivas or physician Luis Poza Pastrana (Wikipedia).
  3. “Lejia” is “bleach” in the Castillian (Spanish) language.
  4. Real Club Deportivo de La Coruña (‘Royal Sporting Club of La Coruña’), commonly known as Deportivo La Coruña, Deportivo or simply Dépor, is a professional soccer club based in the city of A Coruña, Galicia, in the Spanish state. They currently play in the third tier of the League in the Spanish state. Founded in 1906 as Club Deportivo Sala Calvet by Juan Parra Rois, the Blue and Whites were a regular in top positions in La Liga for some 20 years, from 1991 to 2010, finishing in the top half of the table in 16 out of 19 seasons, and are 12th in the all time La Liga table. As a result, the club was a regular participant in European competitions, playing in the UEFA Champions League five seasons in a row, reaching the quarterfinals twice and reaching the semi-finals in the 2003-04 season (Wikipedia).
  5. https: //youtu.be/ywhOfjNEuZY
  6. The other FRAP member was Ramón García Sanz; also executed on the same day 27th September 1975 were two ETA members, Ángel Otaegi and Juan Txiki Paredes Manot.

SOURCES, ADDITIONAL MATERIAL


Galician Statute of Autonomy: https://es.m.wikipedia.org/
Wiping out of the Republican authorities in Galiza: https://documentalismomemorialistayrepublicano.wordpress.com/2018/02/23/el-exterminio-de-autoridades-republicanas-en-galicia-por-fascistas/
Murders of the “Lejia” brothers: https://youtu.be/93VlSccyLxE
FRAP & ETA trial and executions: https://youtu.be/ha4SJMgVdvU
Franco plunder ownership challenge: https: //www.lavanguardia.

LA REPRESIÓN FRANQUISTA EN GALIZA

Argimiro Rodriquez

A dia de hoy, mucha gente, tanto del estado español, como extranjeros, creen que la represión franquista sólo se dio en las zonas en donde el golpe de estado fracasó, esto no es asi, zonas como Galicia, Canarias, Castilla y Leon, Ceuta, Melilla, donde el golpe de estado triunfó en apenas unos pocos dias, la represión fue igualmente brutal, yo voy a exponer, los hechos que ocurrieron, en mi patria gallega, que es lo que más conozco, donde no hubo ni una sola batalla , tanto es asi que algunos historiadores dicen que en Galicia no hubo guerra , también hay quienes piensan que la mayoría de gallegos eran franquistas porque Franco nació en Galicia, es otro mito, que no es real.

Para demostrar esto decir que Galicia , el 28 de junio de 1936 voto y aprobó su estatuto de autonomia ( https://es.m.wikipedia.org/ ) por una amplia mayoria con casi un millón de votos a favor del estatuto, cuyos principales impulsores fueron Daniel Castelao, padre de la Patria gallega , escritor, politico, dibujante, pintor etc . , quien por suerte se encontraba en Madrid presentando este estatuto en las cortes, por eso pudo salvar su vida, y Alexandre Bóveda, fusilado en A Caeira , Pontevedra , el 15 de Agosto de 1936, por eso todos los 15 de Agosto los gallegos conmemoramos el dia de GALIZA MARTIR, en homenaje a todos los represaliados . Coleccion de cuadros pintados por Castelao sobre la represión en Galicia https://youtu.be/ljyuasmr9iY  

El motivo por el que el golpe triunfó en Galicia , no tiene nada que ver con que los gallegos apoyaran el golpe, si no que en Galicia, como en muchas de las comunidades donde triunfó el golpe tiene más que ver con que los 4 gobernadores civiles : Francisco Pérez Carballo, Gonzalo Acosta Pan,  Ramón Garcia Nuñez y Gonzalo Martín March , decidieron no entregar armas al pueblo , pensaban ellos que el golpe no se iba a producir, o que en todo caso , seria facilmente controlado, estaban muy equivocados e incluso lo pagaron con sus vidas, porque los franquistas, pese a esto, los fusilaron : https:// , destacar aqui tambien la historia de Juana Capdevielle, mujer del Gobernador civil de A Coruña , a quien violaron, fusilaron y arrancaron los pechos.

La represión que mas conozco ocurrió en mi ciudad, A Coruña, donde en un lugar próximo a la Torre de Hercules , llamado el CAMPO DE LA RATA, se fusilaron y arrojaron al mar a cerca de 700 personas y donde se organizaban autenticas multitudinarias reuniones de fascistas para asistir a los fusilamientos. Aqui contar la triste  historia de los hermanos conocidos como de LA LEJIA , porque su padre tenia una fábrica de lejia, de estos hermanos contar que BEBEL DE LA LEJIA , era jugador del DEPORTIVO DE A CORUÑA y socialista , como sus 4 hermanos , cuando iba a ser fusilado se bajó los pantalones y orinó a sus asesinos : https://youtu.be/93VlSccyLxE Pepin de la Lejia fue el unico de los hermanos que consiguió escapar, lo hizo en un barco pesquero hasta Asturias donde se enroló en el ejercito republicano y en bombardeo perdió una pierna , pero consiguió escapar a Francia y exiliarse en Argentina , esta es una linda canción que cuenta su historia :https://youtu.be/ywhOfjNEuZY

En Galicia también se constituyó una de las primeras formaciónes guerrillera de resistencia, el exercito guerrilleiro, integrado en la Federación de guerrillas Leon-Galicia y formado en su mayoria por huidos al monte, personas que simplemente se escondieron en el monte , pero que el partido Comunista logró convertir en guerrilla, una de las mas numerosas del estado, con el fin de llevar acabo golpes economicos a los terratenientes o de realizar sabotajes a las minas de Wolframio, mineral que era vendido por los franquistas  a los nazis para fabricar cañones para tanques. La guerrilla acabó al verse abandonados por los aliados que reconocieron al regimen de Franco, pero aun asi el ultimo guerrillero fue un gallego al que llamaban O PILOTO, fusilado en 1968. El más conocido fue BENIGNO PEREZ ANDRADE, conocido como FOUCELLAS , reconocido seguidor del DEPOR , que iba todos los Domingos al estadio a ver al DEPORTIVO A CORUÑA , disfrazado y luego enviaba las entradas al gobierno civil por correo

También comentar que de los últimos 5 fusilados por el franquismo, 2  eran gallegos :Xose Humberto Baena y Jose Luis Sanchez Bravo , ambos militantes del FRAP ( Frente Revolucionario Antifascista y Patriota ) juzgados con una farsa de juicio en el que incluso encañonaron en la previa a los abogados defensores con pistolas y fueron denegadas todas las pruebas presentadas por la defensa

Y para acabar, no puedo terminar sobre la represion franquista en Galicia, sin mencionar algo muy reciente que tan sólo hace pocos meses cuando la justicia reconocia que el estado era el legitimo propietario del Pazo de Meiras ( pazo en gallego significa palacio ) que fue literalmente usurpado, robado , etc por una serie de tipos franquistas para regalarselo a Franco, supuestamente como un regalo del pueblo gallego a los Franco , cuando la realidad fue que crearon una especie de impuesto revolucionario, y esto lo sé porque mi madre es del mismo pueblo donde esta el pazo , en el que quien no daba dinero para comprarle el pazo al dictador , se le llamaba rojo, lo que todos sabemos que conllevaba prision y hasta podia ser fusilado. Despues de mucho luchar, se consiguió que la justicia devolviera el pazo al estado, en un principio, sin ninguna indemnizacion, pero la familia del dictador recurrió, y otra vez la justicia declaró que el estado debia de pagar 1 millon de euros , ellos alegan por una serie de reparaciones que hicieron, pero esto ha vuelto a ser recurrido por el estado , al margen de que hay en marcha otra serie de procesos , por otras propiedades confiscadas por los Franco , como la Casa Cornide, diversas estatuas de la catedral de Santiago, varias pilas bautismales medievales de otras tantas iglesias etc: https://www.lavanguardia.

FIN.

TRECE ROSAS …. Y 43 CLAVELES

MILICIANAS 2

RAFAEL NARBONA
(originalmente publicado en su blog Agosto 2013)

(Encabezemientos por Rebel Breeze)
(versión traducido al inglés aquí https://rebelbreeze.wordpress.com/2014/03/28/thirteen-roses-and-43-carnations/)

La madrugada del 5 de agosto de 1939 fueron fusiladas trece mujeres en las tapias del Cementerio del Este de Madrid.

Nueve eran menores de edad, pues en aquellas fechas la mayoría no se alcanzaba hasta los 21. Con edades comprendidas entre los 18 y los 29, todas procedían de la cárcel de mujeres de Ventas, una prisión que fue concebida para 450 personas y que en 1939 albergaba a 4.000.

Salvo Blanca Brisac Vázquez, todas pertenecían a las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) o al PCE. Aunque no habían participado en el atentado que costó la vida a Isaac Gabaldón, comandante de la Guardia Civil, se las acusó de estar implicadas y de conspirar contra “el orden social y jurídico de la nueva España”. El juicio se celebró el 3 de agosto y se dictaron 56 penas de muerte, que incluían a los autores materiales del atentado. Las Trece Rosas acudieron a su ejecución con la esperanza de reencontrarse con sus compañeros de las JSU. En algunos casos se trataba del novio o el marido, pero sus expectativas se desmoronaron al saber que ya habían fusilado a los hombres.

conesa

La tapia de ladrillo visto mostraba claramente los agujeros de bala y la tierra se había vuelto negra por culpa de la sangre derramada. Algunos días, el número de  víctimas superaba los dos centenares y se empleaban ametralladoras para facilitar el trabajo. Entre 1939 y 1945 se fusiló a 4.000 personas en el Cementerio del Este, incluido Julián Zugazagoitia, Ministro de la Gobernación con Juan Negrín y notable escritor y político socialista.

Según María Teresa Igual, testigo presencial y funcionaria de prisiones, las Trece Rosas murieron con entereza. No se produjeron gritos ni súplicas. En mitad de un silencio sobrecogedor, sólo se escuchaban los pasos del piquete de ejecución, el sonido de los fusiles al chocar contra los correajes y la voz del oficial al mando. Alineadas hombro con hombro, todas recibieron un tiro de gracia después de la  descarga, que se oyó nítidamente en la cárcel de mujeres de Ventas. Al parecer, una de las condenadas (no sé sabe si Anita o Blanca), no murió en el acto y gritó: “¿Es que a mí no me matan?”

Antonia Torre Yela se libró de la ejecución por un error mecanográfico. Al transcribir su nombre, bailaron las letras y se convirtió en Antonio Torres Yera. El error sólo aplazó el fin de Antonia, militante de las JSU y con sólo 18 años. Fue fusilada el 19 de febrero de 1940, transformándose en la “Rosa” número 14.

En su carta de despedida, Julia Conesa, diecinueve años y afiliada a las JSU, escribió: “Que mi nombre no se borre de la historia”. Su nombre y el de sus compañeras no ha caído en el olvido, pero sí el de sus verdugos, que disfrutaron de la impunidad de 38 años de dictadura y de una vergonzosa amnistía que sólo contribuyó a profundizar el agravio de todas las víctimas del franquismo.

El PSOE intentó apropiarse de las Trece Rosas, ocultando que en el momento de la ejecución ya se había desligado de las JSU para fundar las Juventudes Socialistas de España (JSE), con el propósito de manifestar su alejamiento del PCE. De hecho, la Ley de Memoria Histórica del gobierno de Rodríguez Zapatero ni siquiera se planteó anular los juicios de la dictadura.

Conviene recordar que ese triste 5 de agosto se fusiló además a casi medio centenar de hombres, los 43 Claveles. El franquismo mostró la misma crueldad con hombres y mujeres.

Un infierno

De hecho, la cárcel de Ventas era un infierno, con menores, ancianas y madres con hijos, hacinadas en pasillos, escaleras, patios y baños. Manuela y Teresa Guerra Basanta fueron las primeras mujeres ejecutadas en las tapias del Cementerio del Este. Se las fusiló el 29 de junio de 1939, con un centenar de hombres. Algunos historiadores sostienen que otras mujeres las precedieron, pero sus nombres no figuran en los archivos del cementerio.

Al igual que otras condenadas a muerte, las Trece Rosas sólo pudieron escribir a sus familias después de confesarse. Si no lo hacían, perdían la oportunidad de despedirse de sus seres queridos.

Blanca Brisac era la mayor de todas y no militaba en ninguna organización política. Era católica y votaba a la derecha, pero se enamoró de un músico que pertenecía al PCE, Enrique García Mazas. Se casaron y tuvieron un hijo. Ambos fueron detenidos y condenados a muerte en el mismo proceso. De hecho, Enrique se hallaba en la Cárcel de Porlier y sería fusilado unas horas antes. Blanca le escribió una carta a su hijo Enrique, pidiéndole que no guardara rencor hacia los responsables de su muerte y que se convirtiera en un hombre bueno y trabajador.

MILICIANAS 3

En el Madrid de la posguerra, se persiguió con saña y encono a cualquier ciudadano sospechoso de “adhesión a la rebelión”, el tecnicismo jurídico que se empleó para invertir la ley, acusando a los partidarios de la Segunda República de atentar contra la legalidad vigente. Sólo los militares, los curas, los falangistas y los requetés podían respirar tranquilos. Ya nadie se atrevía a pasear con un mono de obrero o un pañuelo castizo. La ciudad era una enorme cárcel donde se ejercía la “caza del rojo”.

Las antiguas milicianas despertaban una especial inquina. En el diario Arriba, el 16 de mayo de 1939 aparece un artículo de José Vicente Puente, que no escatima palabras de desprecio: “Una de las mayores torturas del Madrid caliente y borracho del principio fue la miliciana del mono abierto, de las melenas lacias, la voz agria y el fusil dispuesto a segar vidas por el malsano capricho de saciar su sadismo. En el gesto desgarrado, primitivo y salvaje de la miliciana sucia y desgreñada había algo de atavismo mental y educativo. […] Eran feas, bajas, patizambas, sin el gran tesoro de una vida interior, sin el refugio de la religión, se les apagó de repente la feminidad”. En ese clima de odio y venganza, proliferaban las denuncias, pues eran el mejor recurso para demostrar la adhesión al Movimiento.

Torturas copiadas de la Gestapo

Los interrogatorios en las comisarías se basaban en torturas copiadas de la Gestapo: descargas eléctricas en los ojos y los genitales, la bañera, extracción de las uñas con alicates, simulacros de ejecución. Las mujeres sufrían especialmente, pues a las torturas se sumaban las vejaciones sexuales, el aceite de ricino y el corte del pelo al cero. En algunos casos, se les afeitaban incluso las cejas para despersonalizarlas aún más. Las violaciones eran moneda corriente. Es particularmente escalofriante el testimonio de Antonia García, de dieciséis años, “Antoñita”: “Me quisieron poner corrientes eléctricas en los pezones, pero como no tenía apenas pecho me los pusieron en los oídos y me saltaron los tímpanos. Ya no supe más. Cuando volví en mí estaba en la cárcel. Estuve un mes trastornada”.

Entre los responsables de los interrogatorios, se encontraba el general Gutiérrez Mellado, héroe de la Transición y capitán del Servicio de Información y Policía Militar (SIPM) durante los años más duros de la posguerra. Solía ser un testigo habitual de las ejecuciones, buscando confesiones de última hora. De hecho, el 6 de agosto de 1939 sacó de la hilera de condenados a Sinesio Cavada Guisado, “Pionero”, jefe militar de las JSU al acabar la guerra. “Pionero” había sido alineado en la tapia del Cementerio del Este y esperaba la descarga de plomo con el resto de sus compañeros. Gutiérrez Mellado se adelantó y ordenó su liberación. Le obligó a presenciar el fusilamiento y le pidió más información sobre la actividad clandestina del PCE. Aunque se mostró colaborador y diligente, el 15 de septiembre sería finalmente fusilado. Algunos afirman que Gutiérrez Mellado presenció la ejecución de las Trece Rosas, pero no he conseguido verificar el dato.

MILICIANAS 4

La cárcel de mujeres de Ventas estaba dirigida por Carmen Castro. Su intransigencia y falta de humanidad se reflejaba en las condiciones de vida de los niños encarcelados con sus madres. Sin jabón ni medidas de higiene, casi todos tenían tiña, piojos y sarna. Muchos morían y eran depositados en una sala, donde las ratas intentaban devorar los restos. Adelaida Abarca, militante de las JSU, afirma que los cadáveres sólo eran huesos y piel, casi esqueletos, pues el hambre los había consumido poco a poco. Otra reclusa afirma: “La situación de los niños era enloquecedora. También estaban muriendo y muriendo con un sufrimiento atroz. Tengo clavadas sus miradas, sus ojitos hundidos, sus quejidos continuos y su olor pestilente” (Testimonio recogido por Giuliana Di Febo en Resistencia y movimiento de Mujeres en España [1936-1976], Barcelona 1979).

Las presas convivían con la “pepa”, la pena de muerte. Desde la ejecución de las hermanas Guerra Basanta, sabían que el régimen no tendría misericordia con las mujeres. La madrugada en que fusilaron a las Trece Rosas se hallaba en la puerta de la cárcel la madre de Virtudes González. Cuando vio cómo subían a su hija al camión que trasladaba a las reclusas a las tapias del cementerio, comenzó a gritar: “¡Canallas! ¡Asesinos! ¡Dejad a mi hija!”. Corrió detrás del camión y cayó de bruces. Alertadas por el escándalo, las funcionarias de la cárcel de Ventas salieron al exterior y la recogieron del suelo, introduciéndola en la prisión. Quedó ingresada como una reclusa más.

“Si yo hubiera tenido dieciséis años también me habrían fusilado a mí”

No fueron menos dramáticos los reiterados intentos de Enrique de averiguar el paradero de sus padres, Blanca Brisac y Enrique García Mazas. En una entrevista con el periodista Carlos Fonseca, autor del ensayo histórico Trece Rosas Rojas (Madrid, 2005), Enrique cuenta sus amargas peripecias: “Yo tenía once años cuando fusilaron a mis padres y mi familia trató de ocultármelo. Me decían que habían sido trasladados de prisión y por eso no podíamos ir a verlos, hasta que un día fui decidido a las Salesas y allí un Brigada de la Guardia Civil me dijo que los habían fusilado, y que si yo hubiera tenido dieciséis años también me habrían fusilado a mí, porque las malas hierbas había que arrancarlas de raíz. Mi abuela y mis tías, hermanas de mi madre, con quien estaban enemistadas, llegaron a decirme que si Franco había matado a mis padres sería porque eran unos criminales. Incluso me ocultaron durante casi veinte años la carta de despedida de mi madre”.

MILICIANAS 6

No voy a terminar este artículo invocando la reconciliación, pues la Transición no se basó en la reparación del dolor de las víctimas, sino en la absolución de los verdugos. De hecho, la Reforma de la dictadura fue diseñada por criminales tan abyectos como Manuel Fraga, Rodolfo Martín Villa y José María de Areilza. Martín Villa ocultó y destruyó documentos para enterrar los crímenes del franquismo y organizó la guerra sucia contra anarquistas e independentistas vascos, catalanes y canarios desde su cargo de Ministro de la Gobernación entre 1976 y 1979. Entre sus hazañas, hay que mencionar el caso Scala (un atentado atribuido a la CNT que causó la muerte de cuatro trabajadores), el intento de asesinato del líder independentista canario Antonio Cubillo, el ametrallamiento de Juan José Etxabe, dirigente histórico de ETA, y su esposa Rosario Arregui (que murió a consecuencia de once balazos), y el asesinato de José Miguel Beñaran Ordeñana, “Argala”.

La impunidad de los verdugos

Ahora es un empresario de éxito, que se emociona hablando de su papel en la Transición. Vive tranquilamente y nadie ha planteado su enjuiciamiento. Su ejemplo es una muestra elocuente de la impunidad de los verdugos, que siguen escribiendo la historia, mientras demonizan a los que se atrevieron a resistir contra las miserias de la dictadura y de una falsa normalización democrática.

No se ha hecho justicia. Por eso, es absurdo hablar de reconciliación, pues nadie ha pedido perdón ni se ha reparado el daño causado. El franquismo cometió un genocidio, pero hoy mismo Manuel González Capón, alcalde de Baralla (Lugo) por el PP, se atrevía a declarar que “los que fueron condenados a muerte por Franco se lo merecían”.

El Diccionario Biográfico de la Real Academia de la Historia, costeado con casi siete millones de euros de fondos públicos, afirma que Franco “montó un régimen autoritario, pero no totalitario”, pese a que en el Discurso de la Victoria el propio Franco afirmó que “un estado totalitario armonizará en España el funcionamiento de todas las capacidades y energías del país…”. El actual Estado español no es un escenario de reconciliación, sino de humillación de las víctimas y de la sociedad, obscenamente manipulada por unos medios de comunicación (ABC, El País, El Mundo, La Razón) que desempeñan un papel semejante a los periódicos de la dictadura (ABC, Arriba, Ya, Pueblo, Informaciones, El Alcázar), encubriendo y justificando los casos de torturas y aplaudiendo las medidas antisociales que no cesan de restar derechos a la clase trabajadora.

No recordamos a las Trece Rosas por su pasividad y sumisión, sino por su coraje y determinación. Salvo Blanca, atrapada por las circunstancias, todas eligieron luchar por la revolución socialista y la liberación de la mujer. Creo que si hoy pudieran alzar su voz, no hablarían de indignación y desobediencia pacífica, sino que pedirían un fusil para ocupar la vanguardia de un nuevo frente antifascista, capaz de frenar los crímenes del neoliberalismo. No malogremos su ejemplo, olvidando su condición de revolucionarias que inmolaron sus vidas por un mundo menos injusto y desigual.

rosario dinamitera

 Agosto 2013